¿Sabias que las marcas tienen mente y alma?

Actualizado: hace 3 días

Escrito por: Ana María Brieva Carmona

Este articulo es para empresarios, administradores y dueños de Micro, Pequeñas y Medianas empresas, especialmente aquellos de las Industrias Creativas y Culturales.

Quiero que tus marcas sean un éxito. El éxito de tus marcas dependen de las bases que uses para construirlas.

Te quiero compartir dos elementos clave que tiene una marca ganadora y que perdura en el tiempo : El alma y la mente de las marcas.


Ten esto muy en cuenta antes de de leer este articulo: las marcas que tienen comportamientos de una persona, son las que se ganan el compromiso y el corazón del público, estas son las marcas que se hacen fuertes y perduran en el tiempo.

De tus valores como persona y de los valores de tu equipo de trabajo nace la cultura corporativa de la organización y es aquí donde nace este otro concepto que si tu quieres emprender debes manejar: La humanización de las marcas


¿De qué trata la humanización de las marcas?

Este concepto parte de la base que al asignar unos valores, una personalidad, unos patrones de comportamiento, un estilo de comunicación, a una marca. Se está equiparando esa marca con un ser humano, el objetivo es hacer que esa marca tenga comportamientos humanos. Y por qué? Porque por más tecnología que tengamos, la tecnología sin humanos no tiene ningún uso, y porque no hacemos negocios con empresas, ni con sitios web, ni con Instagram ni con Facebook, hacemos negocios con otros seres humanos que trabajan en estas empresas y marcas.


Precisamente por la humanización de las marcas es que se habla de que estas tengan una alma y una mente.

Antes de hablarte y profundizar en estos dos elementos, te voy a compartir otros 3 conceptos que debes introducir en tu vocabulario si quieres ser un emprendedor serio:


-Comportamiento del consumidor: Procura enamorar y conquistar a tus clientes todos los días. Ten en cuenta su racionalidad, sus emociones, sus instintos e impulsos. Estos son los temas que trabaja el comportamiento del consumidor. Trabaja con estos elementos, no luches contra ellos.

-Posicionamiento de marca: El posicionamiento es eso que se queda en la mente de los consumidores respecto a tu marca. Es lo que se imaginan, en el sentido amplio de la palabra. Puede ser relacionado con un color, una imagen, un sonido, un producto, un servicio, una persona, una idea, muchas cosas.

-Valor de marca: Brand Equity: Valoración de la marca, esto es quizás un poco avanzado, es un término que utilizan todo el tiempo los expertos en estos temas. Esto se puede calcular, es decir las marcas están valoradas en números, normalmente en dólares. Esto tiene sus fórmulas, no te voy decir como calcularlo en este texto. Pero quiero que te quedes con la idea de que una marca bien construida, y que logre perdurar en el tiempo puede llegar a valer todos los millones de dólares del mundo.


Ahora sí hablemos de la mente y el alma de las marcas.


I-ALMA:

Estas son las piezas que son prácticamente inamovibles, a menos que suceda algo drástico que cause un cambio muy fuerte. Es lo más íntimo, por decirlo así, de esa marca.

  • Idea base: Lo primero es la idea. Intenta escribir en un reglón, en una línea. En muy pocas palabras de qué trata la idea de negocio y la marca.

  • Valores: En su libro: El significado de la marca de Mark Bailey, el comparte una tabla sobre los valores de las marcas, lee con atención uno por uno. Esta tabla tiene dos columnas, valores instrumentales, lo que lo mueve y valores terminales, lo que quiere.

Fuente: El significado de la marca de Mark Batey

Si te identificas por ejemplo con el valor intelectual, cómo tu eres el que va a liderar esa marca, el valor que le asignas a la marca sería la inteligencia. Los valores corporativos vienen de los creadores y administradores de esa marca y esa empresa. Si te identificas con el valor honesto, el valor que le asignas a la marca sería la honestidad.

y así.

Este es mi consejo, si quieres crear y gestionar una marca que tenga valores distintos a los tuyos, puedes hacerlo también pero tal vez va a ser difícil para ti gestionar correctamente esa marca, no te va a salir natural y todos nos vamos a dar cuenta. Pero bueno eso también es una posibilidad.

Escoge los valores corporativos de tu marca. La cantidad la pones tú, escoge bien. Esta es la base para la cultura corporativa de tu marca y va a definir mucho de lo que va a suceder de ahora en adelante. Los valores definen el modo de actuar de una persona, al igual pasa con una marca.

La idea de negocio y los valores corporativos componen el primer elemento del ADN de una marca que perdure en el tiempo: El alma.


II-MENTE

Ahora, vamos a entrar en el segundo elemento del ADN de una marca que perdure el tiempo. Vamos a pensar cómo es la mente de tu marca. Ahora sigue escoger un arquetipo para tu marca. Un arquetipo es una historia que se repite a lo largo del tiempo. Es una constante en el imaginario colectivo de todo el mundo.

Realmente los arquetipos son creados por Carl Gustav Jung, nacido en Suiza. Fue Discípulo y colaborador de Freud, se le relaciona con el nacimiento del psicoanálisis, la psicología profunda y la psicología de los complejos. Jung fue el creador de la teoría de los arquetipos que hoy se utiliza para dotar de contenido a las marcas y segmentar los mercados. Ahora piensa con cuál arquetipo se identifica tu marca, ya sabes cuáles valores tiene, ahora decide qué clase de personaje quieres que sea tu marca en la historia que vas a contar. Tu marca se puede identificar con varios de estos arquetipos, pero escoge solo uno para que tu mensaje sea lo suficientemente contundente, nadie quiere nada que ver con marcas tibias, fáciles de olvidar, que no te producen absolutamente nada.

Esto es terrible, nadie quiere esto.

Imagina que tu marca es una persona: ¿Con cuál de estas historias se identifica?

Estos son los arquetipos más comunes:

-El explorador/buscador/peregrino:

Independiente, atrevido, amante de la libertad y de vivir el mundo a su manera. Sin barreras ni límites. Busca y le da su propio significado a la vida.


-El cuidador/protector:

Generoso, caritativo, altruista. Se hace responsable del mundo porque es uno con el. Paternal y Maternal. Su objetivo es proteger y ayudar a los demás.


-El amante:

Sus aspiraciones hacen que todo gire en torno al amor, no solamente el romántico, el familiar, el que hay en la amistad, el espiritual, el sexual.


-El fugitivo/forastero/rebelde:

Denuncia las injusticias del mundo, sigue su propia intuición. Se identifica con valores que desafían a la sociedad. Su propia vida es un mensaje: Rechazo todos los condicionamientos, me siento orgulloso de ser yo.

-El mago:

El cambio, la transformación, la metamorfosis y la magia son lo suyo. Su propósito es darle vida a lo cotidiano y sorprender. En su mejor versión es un generador de grandes ideas innovadoras.


-El iluminado/sabio:

El conocimiento es lo suyo. Es un detective. Se centra en valores de investigación, desarrollo, adquisición y difusión de información. En su mejor versión es el comunicador de las verdades universales.

-El inocente:


Bueno, amable y confiado. Cree que hacer las cosas bien, se recompensa con la satisfacción del deber cumplido. Se asocian con el bienestar, la simplicidad, la nostalgia y la infancia. Es la fuente de inspiración de muchos.


-El gobernante:

Le gusta el orden y las estructuras. Tiene el control de tu propia vida, eso es claro. Además, su objetivo es muy claro también: Prosperar y mantener el orden entre los los suyos, aquellos que considera su familia, su gente.


Ten en cuenta el alma y la mente de tu marca

Pueden parecer raro la primera vez que escuchas estos términos, pero tratar tu marca como una persona, como un ser humano, va a hacer que vendas más, que conectes con tus consumidores, públicos y clientes en niveles mucho más profundos, con más empatía y humanidad.


Deja un comentario si te gustó el articulo o si tienes alguna duda.

Estamos a tus ordenes para lo que necesites.


Eso es todo por esta semana.

:)


© 2023 by 19-96 ;) Proudly created with Wix.com