¿Por qué las industrias creativas y culturales van a cambiar el mundo?

Hasta hace unos siglos el trabajo en el mundo y los negocios se trataban principalmente de obtener materias primas animales y vegetales y ponerlos a producir con actividades como la pesca, la agricultura y la ganadería, en donde básicamente se cosechaba, recogía o extraía cierto producto que viniera de la naturaleza, lo intercambiábamos con otro producto o le asignábamos un valor y lo vendíamos, este se conoce como el sector primario. Luego de la revolución industrial el siglo pasado, los seres humanos, vimos una gran oportunidad en transformar las materias primas en productos más elaborados y empezábamos a crear las herramientas y las maquinas para hacerlo posible, entonces durante varias décadas nos dedicamos como humanidad a la industrialización, la minería y la construcción de ciudades, y urbes, lo anterior lo llaman los economistas, el sector secundario. Existen básicamente 3 sectores económicos, el tercero y es el sector que más produce dinero en todo el mundo es el sector terciario, también conocido como el sector de servicios, en donde comenzamos a asignarle valores monetarios a actividades intangibles e inmateriales y a los esfuerzos personales y grupales de la prestación del servicio como el transporte, la educación y los servicios públicos. Solamente en Colombia el sector servicios aporta más del 60% del PIB nacional según el MinComercio Industria y turismo.


Toda esta introducción nos lleva hasta donde estamos hoy, y al título de este artículo, y es a las industrias creativas culturales, este es un sector económico que viene tomando fuerza, en donde se va un poco más allá de la prestación de un servicio y se la asigna valor a las ideas, el talento, la propiedad intelectual, especialmente los derechos de autor, la herencia cultural y el cooperativismo en los empresas y territorios. En Colombia las industrias creativas y culturales aportan el 3% del PIB nacional. Las industrias creativas y culturales se dividen en dos grandes grupos:


Economía cultural

​Artes visuales (pintura, escultura, instalaciones y experiencias), arte en movimiento, fotografía, teatro, danza, música, turismo y ecoturismo, artesanías y productos típicos, gastronomía, centros históricos y sitios arqueológicos, tradiciones, festivales, educación en artes, cultura y economía creativa, entre otros.


Economía creativa

Producción y reproducción de libros, periódicos y revistas, música grabada, la literatura, la industria audiovisual. Medios de información. Publicidad, arquitectura, arte, artesanía, diseño, moda, películas, música, artes escénicas, publicaciones, investigación y desarrollo, software, juguetes y juegos, y los videojuegos.


Según John Howkins, autor del Best Seller: The creative Economy y autoridad mundial en este tema, en el 2005 solo la economía creativa representó el 6,1% de la economía global.


Piensa por un momento en los siguientes datos sobre empresas reconocidas mundialmente que pertenecen a este sector: El Cirque du Soleil emplea a más de 5.000 personas y reporta ventas que superan los $800 millones de dólares anuales. Netflix ya tiene más de 33 millones de suscriptores y reporta ventas que superan los $3.600 millones de dólares anuales. Más de 100 horas de video son subidas cada minuto a YouTube, acumulando en agosto de 2013 las 6 mil millones de horas de video (casi una hora por habitante de La Tierra), para ser visitadas por más de mil millones de visitantes únicos por mes.” Fuente: La economía naranja, una oportunidad infinita - BID.


Hacia este tipo de negocios se está moviendo el mundo; la creatividad, el arte y la cultura son la nueva materia prima. Al mismo tiempo como humanidad hoy nos enfrentamos a muchos problemas: sobrepoblación, lo incapaces que hemos sido en superar la pobreza y el hambre, el cambio climático, la contaminación, la extinción de miles especies animales y ecosistemas que son fundamentales para nuestra vida en la tierra, y sumado a esto, estamos pasando por una crisis emocional que se ve reflejada en depresiones, suicidios, y dificultades a nivel global a la hora de relacionarnos los unos con los otros.


Las industrias creativas y culturales van a cambiar el mundo porque necesitamos empezar a valorar nuestra cultura, nuestro arte, nuestra creatividad, nuestros territorios y a mejorar nuestras maneras de expresión y relacionamiento los unos con los otros. Necesitamos asumir los retos a los que nos enfrentamos con creatividad e innovación y sobre todo rapidez. Debemos enriquecer material y espiritualmente nuestra sociedad, la economía creativa y cultural es la gran oportunidad para integrar ideas, contenidos, comunidades, bienes y servicios de origen artístico, cultural y patrimonial alrededor de distintos proyectos de desarrollo social con sostenibilidad. El futuro nos exige mentes creativas, mejores ideas y visionarios osados que quieran revolucionar positivamente el mundo.


¿Estas preparado para asumir la nueva y más grande revolución de todas?

© 2023 by 19-96 ;) Proudly created with Wix.com